Montevideo 2017

 

“Culpable. Sin coartada” decía un cartel que sostenía el publico mientras eran registrados por una cámara como sospechosos de un crimen: ser parte del inicio de la quinta edición de Semana Negra Uruguay.

Tertulias, debates y confesiones, libros, talleres, películas y cortometrajes del género, música, grabación de programa radial en vivo, narraciones, visitas guiadas a una ex cárcel, juegos de rol y enigmas, eran algunas de las 30 actividades que se ofrecieron del 11 al 19 de agosto.

En el Espacio de Arte Contemporáneo se inauguró esta quinta edición con la periodista Mónica Bottero y la comisaria de Semana Negra, Alicia Escardó en un diálogo sobre el festival y este apasionante género.

De todas partes vienen

Como ya es habitual, a lo largo de la semana participaron escritores uruguayos, periodistas, artistas, abogados, detectives y varios invitados internacionales. Participaron los chilenos Ignacio Fritz y Ramón Díaz Eterovic, que ha explorado la historia social de su país en las últimas décadas con su detective privado Heredia, y que apuesta a escribir novela policial porque está convencido de su estrecho vínculo con “los crímenes políticos que han asolado a Chile y a Latinoamérica.
Otros visitantes fueron el italiano Mimmo Franzinelli, que habló sobre el asesinato del cineasta Pier Paolo Pasolini; y el español Fernando Marías, que ofreció dos monólogos: uno sobre un criminal que, antes de suicidarse en prisión, revela los secretos de una maquiavélica corporación, y otro en el que, a la vez que relata una historia, reflexiona sobre el proceso de la construcción narrativa. A su vez, llegó desde Buenos Aires el docente, teórico e investigador Ezequiel de Rosso, responsable de la selección de ensayos sobre Mario Levrero La máquina de pensar en Mario (2013) y de su prólogo, y de una obra de referencia para el género: Nuevos secretos. Transformaciones del relato policial en América Latina, 1990-2000 (2012). De Rosso conversó con Hugo Fontana sobre algunos referentes latinoamericanos del policial, y el viernes 18 cerró la semana en el ciclo Todos Somos Raros –organizado por el programa radial La máquina de pensar, conducido por Pablo Silva Olazábal en Radio Uruguay–, cuando se cruzó con el crítico Gerardo Ciancio para reflexionar en torno a Jorge Luis Borges y la literatura policial. Esta actividad contó además con la participación musical de Héctor Numa Moraes.

Una dosis de realidad

Pero la Semana Negra no solo trata de ficción. Por eso se realizó una visita guiada por el pabellón carcelario 2 de la ex cárcel Miguelete, actualmente Espacio de Arte contemporáneo, donde fue la cita de esta quinta edición del Festival. Hubo una mesa con especialistas hablando de personas privadas de libertad (como el proyecto Nada crece a la sombra); el italiano Mimmo Franzinelli habló sobre la muerte del artista Pier Paolo Pasolini. Y la ciberseguridad también tuvo su espacio este año.

Nuevos ingredientes

En todas las ediciones sumamos nuevos ingredientes, y en esta hay para todos los gustos. Incorporamos una sede más: Cinemateca Uruguaya. En la sala de Lorenzo Carnelli se proyectaron clásicos del cine negro como El Halcón Maltés, Obsesión, Pacto Siniestro y Casta de Malditos. Se presentó el proyecto multimedia “Las huellas del crimen” (de El País) basado en un personaje ficticio y creado con información de archivo de hechos que realmente ocurrieron sobre el caso Mincho Martincorena.

Los Caballeros de Montevideo, colectivo dedicado a los juegos de rol, organizó mesas de juego “ambientadas en el Londres victoriano”, para celebrar los 130 años del nacimiento del detective más famoso: Sherlock Holmes.

El Festival Internacional de Cine de miedo y fantasía de Salto – Nox Film Fest se hizo presente en Semana Negra con la mejor selección de cortometrajes del género de terror, ciencia ficción, fantasía y horror, de Argentina, México, España, Chile y Brasil.

Antes del cierre de lujo, en el marco del ciclo “Biblioteca Humana II”, a cargo de integrantes del Instituto Cultural Suecia Uruguay, se pudo disfrutar de novela negra contada, con El libro de los uruguayos suecos.

 

Ni la lluvia ni el frío del invierno ha impedido que las sedes se vean colmadas por un público ávido de ver y conocer más de este mundo policial, como sucede todos los años. ¡Gracias!

VER PRENSA